Su fórmula química es HCl. A temperatura ambiente, el ácido clorhídrico es un gas incoloro o amarillento.

 

Se presenta normalmente bajo la forma de una solución acuosa incolora y de olor picante. Incluso en concentraciones más bajas, continua muy activo, siendo comercializado como ácido muriático, eficaz para eliminar manchas de humedad en superficies varias. Es uno de los ácidos gástricos que se producen en el estómago.


En ELNOSA el ácido clorhídrico se suministra a granel. Industrialmente, este producto se obtiene mediante la absorción de cloruro de hidrógeno en agua desmineralizada. A su vez, el gas clorhídrico se obtiene por combustión de hidrógeno en el seno de cloro gas. Algunos atribuyen el descubrimiento del ácido clorhídrico al alquimista persa Abu Musa Ibn Hayyān, aunque la fecha más probable sea es en algún momento de la Edad Media.  


La producción a gran escala de ácido clorhídrico se inició en la Revolución Industrial, siendo ahora utilizado principalmente en el sector metalúrgico, en aplicaciones ambientales, tratamiento de aguas, ajuste de pH y en la industria química. La producción de vinilo y poliuretano son algunos de los principales usos de los 20 millones de toneladas de ácido clorhídrico que se producen cada año.